Vernos envueltos en un choque automotor puede causarle un gran dolor de cabeza a quien lo padece y un gran susto para propios y familiares, cuanto menos. Se trata de un hecho que tarde o temprano puede sucederle a cualquiera, por eso mismo se debe saber como actuar para resguardarnos y ayudar a los otros, pero también hay que tener claro qué no hacer para no llevar una situación de por sí angustiosa a algo peor. Lo revelamos.

Es necesario tener presente que las consecuencias de un accidente de autos pueden ir más allá de los daños materiales y/o físicos si no actuamos con consciencia ante la situación generada que de por sí ya es delicada.

Los especialistas en estas situaciones, como el equipo de F&L Abogados entienden la importancia de acudir al plano legal ante el hecho fortuito, y explican qué acciones no tomar para evitar males mayores, a la espera de recibir un resarcitorio equitativo.

Las recomendaciones sobre lo que no se debe hacer al chocar para prevenir:

Acudir al nerviosismo: aunque suene poco posible, el serenarse ante el siniestro ocurrido es muy beneficioso. Más aún cuando haya que dialogar con la otra parte comprometida. Levantar la voz, dejar atrás la cautela y hasta irse a los puños no resuelve el hecho y lo puede agravar a instancias muy serias que incluso puedan costar la vida, por algo que, de ser solo material, no lo merece. Acercarse en tono amistoso es clave.

Irse del escenario: bajo ninguna circunstancia es aconsejado salirse del sitio cuando se encuentro óptimo. Nunca desaparezca porque eso indica fuga, es decir delito, y es muy negativo para el proceso. Por más que la situación sea menor, permanezca hasta la llegada de atención y policía, aun cuando no haya victimas y los datos ya estén dados.

Comunique el hecho a la policía y salud

Aun cuando no se divisen heridos, es necesario ser revisados tras un vuelco o choque porque puede estar golpeado en una zona importante. Y de igual forma, la policía debe toma constancia del hecho para futuras operaciones. Recurra al llamado, ubicándose a un costado de la ruta o calle, donde no interrumpa el tránsito. Si la visual es oscura porque es de noche, ilumine con las luces del automotor.

No anotar patente, nombres y seguro ni pedir licencia

Aunque parezca evidente, los abogados sostienen que es más común de lo que se cree que las personas involucradas no pidan información en el lugar de lo ocurrido, https://www.fylabogados.com/accidentes-trafico/. Algo que se justifica por nervios, pero que debe hacerse sí o sí porque es la única manera de accionar luego reclamando.

Llamar a su propio seguro Esta parte es indispensable. Si no se asienta el hecho ocurrido con su auto en su empresa de seguros, es muy difícil hacer un reclamo indemnizatorio luego para que cubra una parte o todo. La mayoría pone plazos y deben cumplirse.