Entrevistas exclusivas de Iniciativa a Toni Negri y Giacomo Marramao, reconocidos filósofos italianos que participaron del ciclo de encuentros de Política y Filosofía “Debates y Combates” organizado por la Secretaría de Cultura de la Nación

Reportajes de Vicente Russo y Ariel Goldstein

Iniciativa dialogó en exclusiva con los pensadores italianos Toni Negri y Giacomo Marramao, dos de los principales expositores del ciclo “Debates y Combates”, llevado a cabo los días 2 y 4 de noviembre y organizado por la Secretaría de Cultura de la Nación. En ese marco, disertaron sobre “teorías de la emancipación para el siglo XXI” y las principales preocupaciones del campo de la filosofía política contemporánea. Toni Negri es un reconocido filósofo y pensador autonomista italiano, fundador en los ´70 de Poder ObreroAutonomía Operaria. Es autor, entre otros, de “Marx más allá de Marx”, “La anomalía salvaje”,Imperio” yMultitud. Guerra y democracia en la era del Imperio”. Giacomo Marramao es Profesor de Filosofía Política y de Filosofía y Ciencias Sociales en la Universidad de Roma III. Es autor de más de una decena de libros, entre los que se destacan “Potere e seccolarizzazione”, “Minima temporalia. Tempo, spazio, esperienza” yPasaje a Occidente. Filosofía y globalización”. En el marco del ciclo “Debates y Combates”, Iniciativa tuvo la oportunidad de conversar con ellos sobre el contexto político y económico que vive Europa, la discusión sobre la construcción de un “sujeto político” contemporáneo y los nuevos perfiles de los movimientos sociales en Europa y Latinoamérica. Leer más.

Giacomo Marramao

¿Cómo analiza la situación política actual en Italia?

La situación actual en Italia es muy compleja porque la política de Berlusconi ha sido irresponsable. Por un lado, existe la necesidad de desarrollar una crítica de las políticas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional. Por otro lado, la política de Berlusconi ha sido ambigua y ambivalente; una gestión totalmente irresponsable de la economía italiana y sobre todo de la política laboral del país. Berlusconi ha perdido el consenso ya que su política del trabajo fue de una precarización progresiva del trabajo de los jóvenes. Un consenso que tenía hasta el 2008-2009, pero que ahora está en una situación dramática. Los jóvenes, que eran en su mayoría los electores de Berlusconi, son ahora sus opositores más intensos.

Con respecto a América Latina, ¿cómo  valora las experiencias políticas que se dan actualmente en la región?

En este momento, la diferencia entre Europa y América Latina puede apreciarse en dos aspectos. Por un lado, las sociedades de América Latina -Argentina y Brasil sobre todo-, son “sociedades en crecimiento”. En Europa, tenemos “sociedades en crisis”. Por otro lado, la idea política de América Latina tiene actualmente una mayor capacidad que Europa de realizar lo que yo llamo una “unidad de las diferencias”. En Europa, esta “unidad de las diferencias” es muy difícil porque la Unión Europea no se desarrolló en la dirección de un sujeto político. Solamente es un sujeto financiero-bancario (el Banco Central Europeo) y no un sujeto capaz de realizar y promover una nueva dinámica política. Ésta me parece la diferencia más importante.

Ud. describe que actualmente existen dos esquemas. Por un lado, el esquema estadounidense basado en un pilar individual y, por otro lado, el asiático y chino, basado en el antiindividualismo, ¿Cómo analiza la situación de América Latina en este marco?

América Latina podría encuadrarse en una perspectiva similar a la europea, en el sentido de una posibilidad de redefinir los individuos, las singularidades. Como he sostenido, y como Toni Negri plantea de una manera similar, “singularidad” es un concepto más importante, nuevo y radical que “individuo”, que remite al individualismo de la modernidad. Es necesario desarrollar una idea de los individuos o de las singularidades no solamente competitiva. En la Unión Europea y en Italia hemos replicado de una manera ridícula y total el modelo individualista-competitivo norteamericano, por ejemplo, en la Reforma de la Escuela y de la Universidad, con esta mitología de la “evaluación”. Todos sabemos, por la experiencia, que cuando hay instituciones de evaluación, el nivel del pensamiento es más bajo.

Por un lado, hay un modelo individualista-competitivo de lo global. Por otro lado, hay un modelo anti-individualista comunitario-jerárquico-paternalístico, que es el modelo asiático, o para ser menos genérico, el modelo chino. Europa podría desarrollar una idea no solamente competitiva de los individuos sino una idea solidaria del individuo y una idea no jerárquica, no autoritaria de la comunidad. En el sentido de una comunidad que tiene la capacidad de efectuar una valorización de todas las diferencias singulares. Que no vea las diferencias singulares como un obstáculo, un problema para la comunidad, sino que las vea como un momento de vitalidad para la comunidad. Esta sería la posibilidad de un proyecto político común y una alternativa global que podríamos desarrollar juntos, Europa y América Latina. Es difícil, pero es posible.

Toni Negri

En el marco del Ciclo “Debates y Combates” ud. hizo referencia a la relación entre el Estado y los movimientos sociales, ¿Qué consideraciones tiene respecto de los procesos políticos en curso en América Latina?

Probablemente, a primeras miras, estemos hablando de una innovación en América Latina. Es indudablemente importante, por ejemplo, el proceso de formación del Partido de los Trabajadores (PT) en Brasil y hay un proceso constitucional extremadamente importante en Bolivia, en el cual se da una interesante diversidad. El “movimiento constituyente” es importante desde la discusión de un “proyecto constituyente”. El de los “piqueteros” también es un proceso interesante. Evidentemente, tienen esa doble cualidad: se trata actualmente de procesos políticos afirmativos y constitucionalmente eficaces. Son movimientos de resistencia pero afirmativos. Generalmente nos encontrábamos con movimientos de resistencia pero “destituyentes”; ahora, por el contrario, estamos en presencia de movimientos fuertemente afirmativos.

Con respecto al desarrollo de su concepto de Multitud, ¿en qué fenómenos europeos o latinoamericanos ud. identifica que se desarrollan formas de organización que se corresponden con esa modalidad?

La multitud en el fenómeno europeo está muy presente con el tema de los “indignados”, pero no solo allí sino también como principio en las rebeliones del Norte de África, que es un fenómeno multitudinario de oposición con un potencial enorme. En América Latina, el movimiento argentino puede ser representado como multitudinario y de una subjetividad singular.