Eduardo Toniolli: “Rossi expresa la vocación productiva del proyecto nacional que necesita la Provincia de Santa Fe”. Entrevista al candidato a diputado del Frente Santa Fe para Todos y referente del Movimiento Evita.

Reportaje de Ariel Goldstein y Federico Ghelfi

Iniciativa entrevistó en exclusiva a Eduardo Toniolli, candidato a diputado provincial de Santa Fe por el espacio del kirchnerismo “Frente Santa Fe para Todos”, que encabeza el candidato a Gobernador Agustín Rossi. Es politólogo y docente de la Universidad Nacional de Rosario. Secretario General del Movimiento Evita de Rosario e integrante de HIJOS de esa ciudad, en esta entrevista analiza el panorama de las elecciones santafesinas del próximo  domingo 24 de julio, la gestión de Hermes Binner y los desafíos de la provincia de cara a los próximos años. Leer más.

¿Como evalúa el escenario político de cara a las elecciones del domingo?

En la Provincia hay un escenario político que se configuró después de las internas abiertas del 10 de mayo, donde quedaron determinados los candidatos de los dos principales frentes partidarios: uno es el “Frente Progresista” articulado desde el Partido Socialista, la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y algunos partidos menores, y por otro lado el “Frente Santa Fe Para Todos”, que está integrado por el Partido Justicialista y algunos aliados como el Partido Intransigente, el Partido Humanista y el Partido del Progreso Social. Además  hay una nueva y tercera fuerza que apareció en la Provincia, que es la “Unión PRO Federal”.

Particularmente, en el Frente Progresista el triunfador fue Antonio Bonfatti, el “delfín” de Hermes Binner y en el Frente Santa Fe para Todos el triunfador fue Agustín Rossi. Después de las internas abiertas, quedó en el Frente Santa Fe para Todos un escenario que articula las tres principales fuerzas que son el sector de Agustín Rossi, el de Rafael Bielsa y el de Omar Perotti. Esto se da porque Agustín Rossi ganó las internas y es candidato a gobernador, y a su vez porque María Eugenia Bielsa, que era la candidata a diputada provincial que encabezaba la lista de Rafael Bielsa triunfó en la categoría, y encabeza la lista de diputados provinciales. A su vez, Perotti es quien salió en segundo lugar atrás de Rossi en las internas y hoy es candidato primer diputado nacional del Frente para la Victoria en las elecciones nacionales. Si bien son desdobladas, de alguna manera se cruzan las campañas a gobernador con las nacionales y esto marca el tono de la campaña local. Esto quiere decir que los tres principales contendientes en la interna del peronismo tienen  un rol protagónico en la segunda parte de la campaña, apoyando todos la lista que se ha conformado en la Provincia de Santa Fe y, por otro lado, la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

Esto le da a nuestro Frente una potencia que no tiene ninguno de los otros porque el resto de los espacios están integrados por distintas fuerzas políticas que a nivel nacional tienen tres candidatos distintos a Presidente: Elisa Carrió, Raúl Alfonsín y Hermes Binner. En el caso de la fórmula a Gobernador y Vice de la Provincia de Santa Fe por el Frente Progresista, Bonfatti votará a Binner en la elección nacional y su Vice votará a Alfonsín. Esto evidencia una serie de contradicciones que se vivencian en esta segunda etapa de la campaña.

¿Qué evaluación puede hacer de la gestión de Hermes Binner?

La gestión de Binner en Santa Fe adolece de muchas cosas; es una gestión que se ha mostrado anémica. Primero, había generado una expectativa muy grande en distintos sectores de la sociedad; hace más de cuatro años se instaló muy fuertemente en la sociedad santafesina la idea de cambio: era necesario cambiar el signo político que había gestionado la provincia durante muchos años y apareció la figura de Binner como renovadora, con expectativas en distintos sectores sociales. La verdad, lo que se puede ver es que no ha cumplido con las expectativas, que no ha avanzado en aspectos básicos de gestión que tienen que ver con las necesidades básicas de los santafesinos, y esto quedó demostrado en el último debate que se dio en la provincia, donde Bonfatti enunció una serie de propuestas respecto a educación, salud, etc. sin dar cuenta que esos eran los avances que deberían haber hecho en estos años de gestión. Se habla de obras a nivel educativo que no fueron realizadas, se habla de inversión en infraestructura o en obra pública cuando en realidad son inversiones del Gobierno Nacional que ha invertido fuertemente en nuestra provincia, en algunos casos en aspectos que la gestión Binner no ha realizado: por ejemplo revertir el retraso histórico que vive el norte de la Provincia, que es uno de los sectores más pobres y abandonados, menos tocado por la mano del Estado, y hoy el Gobierno Nacional está construyendo el Gasoducto del NEA, el Juana Azurduy, que va a traer la posibilidad de industrializar ese norte y de dotar de valor agregado en origen a muchas producciones. Hemos señalado en numerosas oportunidades que “el grano se va pelado” de estas localidades y es llevado a los grandes centros urbanos como Rosario o Santa Fe. Esta gestión no pudo revertir esa situación, no tiene vocación por lo productivo, como hemos señalado, una vocación que sí tiene el Gobierno Nacional y que nosotros sí venimos a representar en la Provincia. Esto queda demostrado en obras como los acueductos, rutas nacionales, etc. y avanza en un sentido de generación de mayor valor agregado, de creación de empleo, de desarrollo industrial. Es necesario reproducir esa política nacional al interior de la provincia de Santa Fe.

Respecto al nuevo personaje que emerge en estas elecciones, Miguel Del Sel, ¿Qué expresa?

Del Sel ha demostrado a lo largo de esta campaña una imposibilidad de expresar propuestas concretas, más allá del planteo antipolítico irracional. Intenta mostrarse como un buen tipo, un humorista que ha vivido siempre fuera de la política, y esto se ve en su discurso, donde no dice cómo va a resolver las cosas, con qué recursos, afectando qué intereses.

En el último debate quedó demostrada su imposibilidad de dar cuenta de los aspectos que hacen a una gestión y lo que hoy verdaderamente está expresando es un voto que en muchos casos traduce alguna adhesión al ideario liberal mas rancio de algunos sectores medios o medios altos. En otros sectores, su voto en las internas ha entrado con cierta fuerza, como en los barrios humildes de las afueras de Rosario o de Santa Fe. Expresa en algunos de esos sectores una mirada crítica de la política; de hecho el se erige como una figura que aparece por afuera de la política. Para las franjas que ven mal la política y que no relacionan muchas veces los avances materiales directamente con una gestión, específicamente en este caso la del Gobierno Nacional, hemos visto en muchos sectores populares que han mejorado tanto y sin embargo se identifican con la figura de Del Sel, no identifican directamente la Asignación Universal por Hijo con la presencia de las políticas del Gobierno Nacional. Después de muchísimos años de abandono, encuentran en la figura de Del Sel una figura que muestra lo injusto que algunas veces puede ser el sistema político. Después hay un voto en alguna localidad profunda de la Provincia que expresan algunos sectores que detentan una mirada crítica del Gobierno Nacional a partir del conflicto con las patronales agropecuarias. Del Sel ha intentado contener esos votos

¿Cuál es la propuesta del Frente Santa Fe para Todos encabezado por Agustín Rossi? ¿Cuáles son los desafíos para esta gestión?

La propuesta que viene sosteniendo Agustín Rossi tiene un gran eje aglutinador que es poner a la Provincia de Santa Fe en consonancia con el proceso político que vive la Argentina. La gestión que tiene la Provincia desde hace cuatro años viene protestando sistemáticamente y sosteniendo que se ve discriminada por el Gobierno Nacional, a pesar de ser beneficiaria de muchísima inversión del Gobierno Nacional, muchísimo más que otras provincias de nuestro país. La gestión en Santa Fe apuesta, muchas veces, a sacar rédito político a partir de alguna disputa sobre cierta problemática particular. Por ejemplo, hace muy poco plantearon la falta de recepción del subsidio de transportes y no era cierto: en lugar de sentarse con las autoridades del área para negociar, encontrar un canal de dialogo y avanzar en la mejora de algunos aspectos que tienen que ver con el transporte urbano de pasajeros (en este caso era en la Ciudad de Rosario aunque había intervención directa de la gobernación provincial) prefirieron sacar rédito político de cara a lo que ven como su posibilidad en las elecciones nacionales, que es la candidatura de Hermes Binner. Lo que plantea Agustín –básicamente- es que la Provincia de Santa Fe ha crecido muchísimo en todo este tiempo pero a nivel poblacional no ha crecido como lo han hecho otras provincias; de hecho creció mucho menos que la media nacional que es aproximadamente un diez por ciento, lo que significa que muchísimos santafesinos, aun cuando la provincia crece muchísimo en términos económicos, han buscado su futuro en otras partes del país, por ejemplo en el sur. Lo que quiere decir es que hay una falta de vocación de este gobierno provincial por generar mecanismos para radicar empresas, industrias en las localidades de la provincia, dar valor agregado en origen a la producción. La naturaleza nos benefició pero si nosotros no intentamos industrializarla, ese beneficio de la naturaleza se transforma en una maldición que genera centros urbanos cada vez más poblados y ciudades despobladas, cuando se dan casos de migración masiva a los grandes centros urbanos, específicamente Rosario y Santa Fe, y en otros casos, a otras provincias en busca de empleo o estudio. En este mismo sentido, otro tema preocupante es la concentración de centros de estudio superior en la Ciudad de Rosario y Santa Fe. El Gobierno Nacional ha apuntado a saldar esta cuestión, intentando crear polos educativos en el sur de la Provincia de Santa Fe con una universidad en Venado Tuerto, cuyo proyecto ha sido aprobado. Rossi expresa la vocación productiva del proyecto nacional que necesita la Provincia de Santa Fe. De alguna manera, la propuesta de Agustín Rossi intenta poner en consonancia a la Provincia de Santa Fe con el Proyecto Nacional, replicando hacia dentro de la provincia una visión de un estado activo, de un estado interventor, de un estado que de alguna manera intervenga en las grandes cuestiones de la vida política y económica de nuestra provincia.

Usted fue segundo candidato en la lista para las internas de “Jóvenes para la Victoria”, lo que revela la importancia que se le da a la juventud, ¿Qué rol cumple en el armado de las elecciones del domingo?

Jóvenes para la Victoria fue una de las elecciones que expresó Agustín Rossi de cara a las internas abiertas. El kirchnerismo llevó dos listas a diputados provinciales: una lista llamada Frente para la Victoria y otra Jóvenes para la Victoria, integrada completamente por compañeros menores de 35 años; dos listas que competían entre ellas y con el resto de las listas de cara a las internas abiertas y que pasaron a conformar hoy una sola lista de diputados provinciales. Esa lista estaba encabezada por Leandro Busatto y en tercer lugar la dirigente estudiantil Mariela Robustelli del Movimiento Universitario Evita. Jóvenes para la Victoria significó primero la posibilidad de articular un espacio juvenil a lo largo y ancho de la provincia, recorriendo y militando fuertemente por la candidatura de Agustín Rossi y también llevando las banderas de Cristina Fernández de Kirchner y el proyecto que encabeza (y la voluntad de que se expresara finalmente la posibilidad de la reelección de Cristina). Esto generó una gran movilización de jóvenes en toda la provincia y lo que considero más importante es que, más allá del corte erario que definía la lista, allí se expresó la posibilidad de estar presentes de muchísimos militantes juveniles,  dirigentes juveniles que provienen de organizaciones sociales, barriales, gremiales, de derechos humanos, organizaciones de diversidad sexual, organizaciones de medios de comunicación alternativos, es decir compañeros que expresan esas luchas que se erigieron a la luz de distintos conflictos; luchas que seguramente el kirchnerismo no inventó pero que si los puso en el centro de la escena política. Muchos compañeros que no venían de la militancia política partidaria o la militancia política entendida en su sentido último -su sentido comúnmente conocido que es la lucha por el poder- sino de organizaciones que se nucleaban alrededor de una reivindicación  particular, esos compañeros, cuando ven que esas banderas se expresan en un proyecto político (o que un proyecto político las pone en el centro de la escena pública) se sienten, primero, reivindicados en su fuero íntimo, y segundo, interpelados a hacer política, lograr y defender las conquistas. En los casos de la Ley de Medios o el Matrimonio Igualitario esto fue muy claro. Jóvenes para la Victoria no expresó, de cara a las elecciones, no la reivindicación de la juventud por la juventud misma: ser joven no es un valor, jóvenes eran los que integraban la JP de Corach, jóvenes eran los que integraban el Grupo Sushi, pero están en las antípodas de las practicas que venimos sosteniendo  e intentamos sostener en este espacio que conformamos entre distintas organizaciones juveniles. Por el contrario, se generó un espacio en el que, de cara a las elecciones, un conjunto de expresión de reivindicaciones y jóvenes dirigentes que se incluyen en la vida política a partir del llamado a la centralidad de la escena política. En el caso de los compañeros que vienen del movimiento obrero, gremial, el kirchnerismo expresa los convenios colectivos de trabajo; los de diversidad sexual, la Ley de Matrimonio Igualitario; los que participan de experiencias en radios comunitarias, la Ley de Medios. Yo provengo de la agrupación HIJOS, previo al proceso que se abre con el kirchnerismo: obviamente la lucha por los derechos humanos se vio reflejada y tomó una centralidad inusitada en este proceso. En Santa Fe, si vamos al plano político- electoral, fue Agustín Rossi el que tuvo la capacidad y la visión de generar los espacios para que esto pudiera ser posible.

Respecto al Movimiento Evita Santa Fe, ¿Cuáles son los próximos desafíos?

En los últimos años el Movimiento Evita ha tenido un salto de producción enorme, fundamentalmente porque de ser una fuerza fuertemente anclada en la Ciudad de Rosario y Santa Fe, hoy está presente presente en muchísimas localidades de la provincia, en los 19 departamentos hay compañeros construyendo el Movimiento Evita.  El Movimiento expresa hoy distintas realidades desde aquella fuerza primigenia que nació en los albores de este proceso, el “movimiento piquetero” de los cortes de ruta, de las ollas populares en los barrios más humildes de Rosario particularmente (porque así fue como nació acá). Es un espacio que después se fue agrandando en los sectores juveniles, barriales, pero también universitarios y secundarios con la Unión de Estudiantes Secundarios, y hoy también está expresando muchísimos profesionales de sectores medios nucleados en los espacios que hemos generado en los centros urbanos más grandes. Por otra parte, muchos compañeros de localidades, sobre todo en el sur y en el norte profundo, localidades muchas veces abandonadas por la mano del Estado, con muchos años de lucha hoy empiezan a expresarse, pegan el salto como organización social: desde la disputa por mejores condiciones de vida en la lucha social a la disputa política que exprese de alguna manera en el Estado la voluntad, los sueños, la esperanza en los mas humildes de la sociedad. Hoy el Movimiento Evita expresa todo eso en la provincia. De cara a estas elecciones se ha dado un salto muy grande en términos institucionales, con la posibilidad de instalar dos disputados provinciales, concejales en muchísimas localidades de la provincia, entre ellas la ciudad de Rosario que es la más grande de la provincia. Hoy, frente al desafío que se viene, tenemos que seguir articulando poder popular desde los sectores mas humildes de la sociedad junto con el Estado y con herramientas que, en el marco de una organización, resuelvan los problemas de nuestro pueblo.