Raúl Sánchez: “Para Macri las Comunas son meras sucursales administrativas de su política. Nosotros, con el Presupuesto Coparticipativo y los Consejos Comunales, queremos avanzar hacia una verdadera política de descentralización”. Entrevista exclusiva al candidato a Jefe Comunal del FPV de la Comuna Nº 5.

Reportaje de Telémaco Subijana y Federico Ghelfi

Entrevista exclusiva de Iniciativa a Raúl Sánchez, candidato a Jefe Comunal de la Comuna N° 5 por el Frente para la Victoria. Contador Público Nacional, es Director del Centro de Estudios de Desarrollo Económico del Área Metropolitana de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Fue Asesor de Presupuesto de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Director General de Industria, Servicios y Comercio Exterior de la Ciudad de Buenos Aires. En esta oportunidad analizó la gestión de Macri, la fórmula Filmus-Tomada, los alcances de las Comunas y el escenario electoral de la ciudad. Leer más…

¿Qué opinión le merece la gestión de Macri?

En primer lugar, hay que decir que vamos a ganar la próxima gestión. La mayoría de las deudas que tenemos que resolver en la ciudad tienen que ver con las promesas incumplidas del macrismo. Cuando asumieron hace cuatro años, lo hicieron con el discurso de la seguridad, con la promesa de obra pública, la solución a los conflictos del transporte, una educación pública de calidad; y lo que podemos ver hoy en el balance de la gestión es que sólo es que no sólo no pudo acordar consensos con el Gobierno Nacional por su impericia o incapacidad, sino que se suman los propios conflictos de gestión.

La Policía Metropolitana que Macri fundó, empezó mal. Habiendo tenido la posibilidad de crearla a través de la ley, promovió al “Fino” Palacios y toda su banda al frente de la institución. A esto se suma tanto el fracaso de la concepción que le dio a la fuerza y una mala planificación del desarrollo territorial. Apenas los miembros de la fuerza asumen el cargo en una Comuna, realmente no se sabe bien qué hacen. El problema está en que la gente, a la hora de resolver un problema, lo hace con la Policía Federal; todavía no cree que la Metropolitana le pueda solucionar sus problemas de inseguridad.

Con respecto al transporte público el macrismo no pudo hacer nada: recién se están terminando estaciones de subte que se empezaron en otra gestión, no existen nuevas líneas de subte tal como había sido anunciado, y, lo que es peor, tampoco están planificadas. Lo único que desarrolló fue el METROBUS, sobre el cual algunos especialistas ponen dudas sobre que la Av. Juan B. Justo sea el mejor lugar para implementarlo. En mi humilde opinión, creo que era más importante el METROBUS para el Sur de la Ciudad, allí la población sigue teniendo el PREMETRO en un estado decadente de desarrollo.

Por último, en lo que respecta a la escuela pública, en estos cuatro años el macrismo no sólo se encargó de jerarquizar la educación privada, sino que no fue capaz ni de ejecutar en forma total los presupuestos asignados.

¿Cuáles considera que son los desafíos para un nuevo Gobierno de la Ciudad?

Yo creo que el 11 de diciembre vamos a tener otra Ciudad. El primer desafío va a ser contribuir con las comunas, lo que va a permitir el establecimiento de un marco de relación más directo con el Gobierno de la Ciudad y con los ciudadanos. También tenemos que tener en cuenta que el fortalecimiento de las Comunas repercutirá en una estructura más compleja para el Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires y para los legisladores. El mayor desafío es poder convivir con eso, que implica el desarrollo de instrumentos que la Ley de Comunas tiene como obligatorios y que necesitan del aporte del Poder Ejecutivo de la Ciudad. Entre estos instrumentos se encuentran el Presupuesto Coparticipativo y los Consejos Comunales, dos instituciones que se encuentran reguladas por esa ley y que tienen que ver con ámbitos participativos que habrá que tener en cuenta.

El pueblo tiene y quiere terminar con los altos niveles de desconexión, desigualdad y las barreras artificiales como las que tenemos entre el norte y el sur. Hay que realizar estudios de factibilidad para la creación de nuevas líneas de Subte: una paralela a la H, la que se pensó en algún momento por Av. La Plata, o bien un trazado que pueda unir Nueva Pompeya con Villa Crespo.

En cuanto a Salud, a excepción del Hospital de Villa Lugano –según los especialistas– existen hospitales y centros de salud suficientes como para cubrir la demanda de la Ciudad. Hoy existen 24 centros de salud que tienen que ser equipados, puestos en funcionamiento como corresponde y resolver problemas específicos como los sistemas de turnos.

Otro tema se da en relación a la administración de la basura, donde las Comunas tienen un rol fundamental. Las comunas pueden tener la función de organizar cooperativas de reciclado y elaborar cursos de capacitación y formación ciudadana en reciclado. En la Ciudad de Buenos Aires, la basura es un tema importante que tiene sus complejidades. Por ejemplo, la basura no es igual en la Comuna 2 (Recoleta) que en la Comuna 5 (Almagro-Boedo) o la 10 (Floresta-Villa Luro- Montecastro): son distintos tipos de basura y el reciclado también es diferenciado en cuanto a materia, cantidad, etc.

Estos son los desafíos que deben ser llevados a cabo en un marco de diálogo con el Gobierno Nacional. En esta ciudad duermen 3 millones de personas y caminan 9 millones; en función de esta realidad tenemos que construir todos los días el concepto de “ciudad metropolitana”. Después de la Provincia de Buenos Aires, somos la ciudad con mayor producción de bienes y servicios.

¿Qué expresa la formula Filmus-Tomada? ¿Qué expectativas tiene?

Filmus-Tomada expresan grandes referencias de los gobiernos Néstor y Cristina Kirchner. Daniel Filmus fue un gran Ministro de Educación que luego fue electo senador nacional y siempre trabajó para desarrollar proyectos en línea con lo que el país y la ciudad necesitaban. Carlos Tomada significa la recuperación del trabajo después de la crisis del 2001, cuando era muy difícil asumir un cargo ministerial y en muchas provincias teníamos numerosos paros docentes. Sin embargo, tenemos el lujo de haber contado por 8 años con el mismo Ministro de Trabajo. Filmus-Tomada expresan, en la ciudad, dos líneas temáticas clave del desarrollo de la política del kirchnerismo.

¿Cómo evalúa el panorama electoral?

Considero que en general estamos muy bien; vamos a estar en el ballotage. Podemos ganarle en segunda vuelta a la fórmula macrista; a medida que avanza la campaña electoral, y se acerca el 10 de julio, lo que nos encontramos es una clara expresión de rechazo a Macri –aproximadamente 6 de cada 10 lo rechazan.

¿Cómo se ha venido implementando la descentralización en la gestión de Macri? ¿Cómo es el proceso de elecciones comunales?

En cuanto a la descentralización, podemos ver un ejemplo: la comuna 5 no tiene sede administrativa en la comuna. Esto quiere decir que si uno vive en la comuna 5 y quiere hacer un trámite, hay que ir a la sede de la comuna 3. De este modo, se hace difícil formalizar un proceso de descentralización administrativa cuando no se tiene siquiera un lugar de pertenencia. Por otra parte, los edificios de las sedes no son adecuados para el funcionamiento de las juntas comunales, con lo cual el trabajo administrativo se hace imposible.

En cuanto a los Consejos Consultivos, creo que han fracasado. En muchas comunas ya existen consejos consultivos paralelos que son autoconvocados por los vecinos (algunos precios y otros posteriores de la convocatoria del macrismo), lo que también abona a ese fracaso. También fracasó el presupuesto participativo. Ahora bien, el problema central de todo lo que concierne a las comunas es que Macri no cree en nada de todo esto; su política no está orientada a la participación de la gente. El macrismo realizó una serie de encuestas, a partir de las cuales obtuvieron que el 70% de la gente sabía qué eran las comunas, pero esto no es claramente lo que sucede. Hoy tenemos que desarrollar una tarea doble: además de explicar las propuestas hay explicarle a la ciudadanía de qué se tratan y para qué sirven las comunas. Con el conflicto de la Escuela Normal 7, tuvimos que intervenir para explicar que las comunas tienen el control sobre la obra pública, con lo cual la ciudadanía puede controlar todos los avances o déficits de las obras.

¿Cuáles son las atribuciones de las comunas?

Las comunas tienen tanto facultades exclusivas como facultades concurrentes y compartidas con la Ciudad. Las exclusivas tienen que ver con los espacios verdes, los organismos de control, el Consejo Consultivo Participativo y el mantenimiento de veredas y calles. Después hay funciones específicas, porque casi todas las políticas de la CABA son compartidas entre la comuna y la ciudad, algunas en términos de diseño político y otras en términos de control. Ahí hay un “ida y vuelta” sobre que lo que se hace y no se hace. Las comunas son una construcción social dinámica; a medida que vayan ganando experiencia y dependiendo quién esté en el gobierno, se van a ir conformando.

A mi entender tenemos que favorecer todo lo que tiene que ver con la actividad cultural, que ha recuperado la actividad en los barrios. Esto también va a determinar las políticas especificas: por ejemplo en la Comuna 5 mucha movida cultural y numerosos clubes de barrio; desde allí podemos generar una agenda y distintos circuitos de expresión culturales, turísticos, etc. Hay barrios que no están vinculados a actividades culturales o deportivas, pero que sí cuentan con espacios verdes; esto genera particularidades y posibilidades en el ámbito participativo.

¿Cuáles son las propuestas para la Comuna 5?

En primer lugar tenemos que establecer la localización de la sede comunal y la creación de una plaza. Con los niveles de construcción que tiene el barrio de Almagro, tenemos que encontrar algún edificio para construir y establecer la sede. Eso sería lo urgente para estrenarlo en diciembre luego de la transición de gobierno, como corresponde. En segundo lugar, tenemos que cumplir inmediatamente con la puesta en marcha del Consejo Consultivo y el Presupuesto Participativo.

Esta es la comuna con menos metros cuadrados de espacios verdes por habitante. Sólo contamos con 3 plazas y 8 plazoletas; debemos empezar a construir más espacios verdes e incluso pueden diseñarse pequeños productos de espacio verde: un cuarto manzana, media manzana, etc. En la comuna tenemos que poner en valor un centro de salud (n° 38) que funciona en un edificio de cuatro pisos y volver a instalar otro en la fábrica recuperada de IMPA, donde alguna vez funcionó el CESAC n° 23.

En relación al tránsito, tenemos avanzar en una mejor coordinación. Las bicisendas -con las que yo estoy de acuerdo- no pueden estar en calles donde transitan colectivos, que, por ejemplo, dificulta el cruce a la gente mayor. Con respecto a los clubes de barrio hay que tener políticas muy fuertes; impulsaremos un proyecto de ley para que los clubes tengan algún tipo de diferenciación en términos de administración (como la baja de impuestos para facilitar la tarea de inclusión).

¿Qué papel tienen las propuestas de desarrollo y alcance local para las comunas?

El desarrollo local es el concepto de reunir potencialidades y fuerza de una región para que se genere mayor virtuosidad, mayor empleo y mayor posicionamiento en los mercados. En esta comuna tenemos muchos ejes comerciales (la Avenidas Córdoba, Corrientes y Rivadavia, Medrano, San Juan, Boedo y algunos nuevos como Independencia) muchas PyMES (casas de cuero sobre todo en Boedo), sedes de Cámaras sindicales y empresariales, escuelas de formación (Sindicato del Calzado, Escuelas Gutemberg de cultura, la UOM, taxis, pasteleros, etc.). Con todos estos recursos podemos darles mayor técnica a los comerciantes y mayores posibilidades a los empleados, para generar una rueda de cadena de valores, de compra-venta y posicionamiento de los productos en el mercado.

En cuanto al presupuesto, Macri insiste en recortar el presupuesto comunal ¿Cómo está constituido?

El presupuesto del CGPC 5 es de 4 millones de pesos: el 80% es para pagar personal. Esto es algo que necesariamente tiene que ser revisado, y considerar la ampliación del presupuesto porque sino no se puede hacer nada. Hoy los CGPC “serios” tienen las facultades de las comunas; la ley de comunas establece que hasta el 5% de la CABA puede estar destinado a las comunas, con lo cual estamos hablando de un promedio de entre 80 y 120 millones de pesos hacia 2012. A partir de allí se podrían desarrollar políticas más fuertes. También hay que discutir cuáles son las políticas que se trasladan a la comuna y con qué recursos. Actualmente, las 30 cooperativas de reciclado de basura en toda la CABA representan 130 millones de pesos; si este sistema se transfiere a las comunas hay que pasarlo con presupuesto y si se desarrollan más cooperativas, tendremos que tener más recursos; de este modo se podría gastar menos en los contratos de la basura. Esto no va pasar con el gobierno actual. Para Macri las Comunas son meras sucursales administrativas de su política. Nosotros, con el Presupuesto Coparticipativo y los Consejos Comunales, queremos avanzar hacia una verdadera política de descentralización

¿Qué particularidades tiene la campaña electoral al nivel de las comunas?

Todos los días estamos teniendo reuniones con distintas organizaciones barriales, con clubes, con cooperadoras de escuelas, entre otros. Conformamos comisiones temáticas de trabajo con más de 60 compañeros y compañeras trabajando y elaborando propuestas. Hemos organizado una serie de actividades y tenemos previstas muchas más para hablar con los vecinos en distintos puntos del barrio.