De PVC, de aluminio inyectado y extruido, las más demandadas. Controlar la iluminación y aislar térmicamente los hogares es posible. Confort y vanguardia al servicio de la comodidad. Las claves para elegir las mejores persianas.

En los ambientes particulares y de trabajo, las persianas son esenciales. Logran controlar el paso de la luz exterior y así brindan reparo, calidez y privacidad deseada. Es posible encontrar variedad de modelos y tendencias en materiales que aportan soluciones parecidas. Acá las revisamos.

Usos y beneficios de las persianas

Se trata de un producto, ver más, que está compuesto en su base por láminas muy delicadas y juntas que permiten el control del ingreso de luz o su eliminación total, y son un elemento decorativo ideal para acondicionar aberturas con estilo y elegancia.

Este, hace las veces de impedimento de rayos UV, sol en exceso, y así regula la entrada de luz a gusto del cliente. También, es aislante, lo que sirve al momento de pensar en ahorrar energía.

Este aislamiento evita la fuga de temperatura cuando el clima es frío, mientras regula el exceso de calor cuando el clima es cálido. Mediante la inercia térmica, preserva el clima interno ideal.

Una función similar que alcanza como aislante acústico, una de sus ventajas más conocidas. En concreto, actúa como freno al ruido externo.

También, protegen del ojo ajeno. Las persianas al cerrarse evitan cualquier mirada del alrededor.

Materiales más usados en persianas

PVC: uno de los más usados en la actualidad, y el favorito de cada vez más clientes, el caso del grupo Leloy, empresa líder en venta de cortinas, persianas y toldos modernos automáticos, que ofrece esta gama versátil y duradera, altamente resistente al paso del tiempo y con enorme asilamiento. De las más pedidas en el país gracias a sus inteligentes propiedades, que incluso, aventajan a otros materiales como la madera.

Aluminio: un tipo de componente que no solo aísla del clima y genera privacidad, también otorga gran seguridad y firmeza. Suele tener un valor monetario más alto, pero lo vale. Es un material que colocado dura más allá de los 20 años y resiste como pocos las condiciones climáticas desfavorables.

Modelos disponibles en el mercado, los más conocidos

Enrollables: al descender, no dejan pasar luz e incomunican del ruido del afuera, también cuando se presentan rayos, lluvias y tormentas. Cuentan con una membrana de aire añadida que hace las veces de aislante.

Venecianas: dejar medir la porción de luz que se desea ingresar, sin quitar del todo su entrada. Se encuentran en ambos materiales y su mantenimiento es muy bajo. Son las preferidas de los espacios de oficinas, las salas de conferencias y todo ámbito que privilegie la privacidad y buen gusto.