Más allá de la apariencia estética y de la mirada social, tener sobrepeso u obesidad implica muchos riesgos para la salud, como enfermedades articulares, muscualres, cardiovasculares, respiratoria y endocrinológicas.

Para mantener un peso que corresponda a su edad, altura y contextura física perdiendo algunos kilos, muchas personas deciden comenzar a realizar actividades físicas y poner su cuerpo en movimiento.

Una vez que han decidido empezar a ejercitarse, además de comprar toda la indumentaria deportiva en la tienda Reusch, es necesario que quienes poseen sobrepeso tomen algunos recaudos para no perjudicar su salud.

Ejercicio físico: recomendaciones para quienes tienen sobrepeso

¿Tenés algunos kilos demás? Considerá estas cuestiones a la hora de poner en marcha tu cuerpo.

-Avanzá lentamente sin presionarte

No pretendas ser un atleta de un día al otro ni que tu cuerpo cambie drásticamente de apariencia haciendo ejercicios extenuantes.

Evitá sobreexigirte realizanto entrenamientos que vayan aumentando su intensidad y complejidad de manera paulatina.

Si haces lo contrario es probable que sufras inconvenientes en tus músculos y articulaciones, o bien que adelgaces rápidamente pero sin asentar el peso, aumentado la posibilidad de un efecto rebote.

-Hacé un entrenamiento combinado

Lo ideal es que tu preparador físico te arme una rutina que incluya entrenamiento cardiovascular con ejercicios de fuerza muscular. Estos últimos, si bien no queman tantas calorías como los primeros, te ayudarán a fortalecer los músculos.

Si tu musculatura está fuerte, vas a ganar resistencia y podrás incrementar poco a poco el tiempo de ejercicio, logrando mejorar tu tono muscular y tu aspecto físico.

-Mantené una dieta saludable

Acompañá el ejercicio físico regular con una alimentación adecuada que incluya vegetales, frutas, cereales y proteínas.

Además, es muy importante que tomes al menos 2 litros de agua por día, y que en las jornadas en las que hagas actividad física incrementes esta cantidad para evitar deshidratarte al transpirar.

-Elegí un espacio donde te sientas a gusto

Algunas personas que poseen sobrepeso se intimidan en determinados entornos, ya que se sienten observadas o diferentes.

Es fundamental que te sientas cómodo con el lugar en donde te vas a ejercitar, para que puedas dejar de lado la vergüenza y te enfoques en mejorar tu salud sin sentirte afectado por la mirada ajena.

-Vigilá la carga con la que te ejercitás

A pesar de que no está prohibido el uso de pesas en personas con sobrepeso, es muy importante que evites usar aparatos o elementos en donde debas levantar mucha carga, porque tus huesos, músuculos y articulaciones podrían sufrir daños debido a la falta de entrenamiento.

-Usá indumentaria adecuada

Nada de ponerte una camiseta vieja de algodón o el jogging que dejaste de usar hace un tiempo. Es necesario que utilices ropa específica para hacer ejercicio.

La indumentaria deportiva está confeccionada con telas que sostienen los tejidos mientras absorben el sudor dejando respirar a la piel, pero manteniendo el calor corporal. Calzas, tops, pantalones, guantes para gym y medias deben ser elegidos cuidadosamente.